Inicio » Actualidad » Noticias

24/10/2011

Eucaristía de inauguración del curso académico en el Palacio Arzobispal

 

 

Con motivo del comienzo del curso del Pontificio Instituto Juan Pablo II para Estudios sobre el Matrimonio y la Familia, del Instituto Diocesano de Teología Santo Tomás de Villanueva y de la Escuela de Arte Cristiano, el pasado sábado 22 de octubre, a las 19 horas, se celebró la Santa Misa en la Capilla de la Inmaculada del Palacio Arzobispal de Alcalá de Henares. Fue una Eucaristía muy especial, porque coincidió con la fiesta litúrgica del recordado y querido beato Juan Pablo II, sumo pontífice de la Iglesia desde 1978 hasta 2005.

 

La Eucaristía fue presidida por el Obispo de la diócesis, Mons. Juan Antonio Reig Pla, y concelebrada por D. Juan Miguel Prim, Vicario Episcopal para la Evangelización y la Cultura, D. Pablo Ormazábal, Vicario Judicial, y D. Ángel Castaño, jefe de estudios del Instituto Diocesano y profesor de la Universidad Eclesiástica de San Dámaso de Madrid.

 

Durante la homilía, Mons. Reig recordó algunos aspectos de la biografía de Juan Pablo II, que se entregó al amor de la Virgen María tras la muerte de sus padres. “Conoció profundamente el amor de Dios, e hizo de esa necesidad programa de su vida”.

 

Para D. Juan Antonio, los cristianos congregados en torno a los Institutos Juan Pablo II y diocesano de Teología, así como a la Escuela de Arte Cristiano “hemos de aprender lo único necesario: el conocimiento de Dios. Y el camino más corto es el camino del amor, amor que se hace belleza, porque el amor ilumina, llena de luz nuestro corazón y nuestra vida. Hasta nuestro semblante parece diferente. Porque el amor es la gran luz que ilumina el camino de nuestra vida”.

 

También Santo Tomás de Villanueva, miembro de la primera generación de colegiales de San Ildefonso, agustino y arzobispo de Valencia, conoció el amor de Dios a través de la Santísima Virgen María. Para Mons. Reig Pla hubo un secreto que acompañó siempre a Juan Pablo II y a Santo Tomás de Villanueva: “en ambos aparece misteriosamente la mano de la Madre de Dios, que les acompaña y les conduce al manantial de donde brota el verdadero Amor que da sentido a nuestra vida, y por el cual nosotros podemos vivir como hombres y mujeres de Esperanza”.

 

El Obispo preguntó después a los fieles: “Si todo empezó en Belén, ¿por qué no todo va a comenzar en esta realidad hermosa que somos nosotros?”. Pidió a los alumnos de las tres instituciones que sigan viviendo como comunidades de honda raíz misionera en el marco de la Nueva Evangelización. Para que, en un futuro, las futuras generaciones digan: “esos de Alcalá de Henares acogieron tanto la Palabra que ahora no es necesario explicar nada, porque han sido atravesados por la luz del Amor de Dios, porque su vivir habla de la belleza de Dios”.

 

Mons. Reig Pla pidió, además, por un lado, “poner el corazón en Dios habiéndolo vaciado antes de todos los ídolos” y, por otro, no enclaustrarlo en el ámbito de lo privado, ya que urge “desprivatizar el amor, poner el centro de la construcción de la sociedad el amor, como nos ha pedido Benedicto XVI en Caritas in veritate”.

 

Después de la celebración tuvo lugar un ágape en la Galería de Concilios, donde los alumnos, profesores y el Sr. Obispo pudieron estrechar lazos en una charla animada y distendida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

+ Información

Pontificio Instituto Juan Pablo II para estudios sobre el matrimonio y la familia

Instituto Diocesano de Teología "Santo Tomás de Villanueva"

Escuela de Arte Cristiano

Gestor de noticias y Agenda Diocesana del Obispado de Alcalá
Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies. Más información | ACEPTAR